Al principio de la historia, las algas construyeron el camino para la evolución de la vida, al producir oxígeno.


Las algas se caracterizan por ser de rápido crecimiento, pueden depurar aguas, y no necesitan de agua, tierra ni fertilizantes para su cultivo. Por si fuera poco, hoy las algas producen más de la mitad del oxígeno del planeta.

Algas oxígeno

En la actualidad, cerca del 75% de la comida mundial proviene de solo 12 plantas y cinco especies de animales. Además, la mayoría de nuestros alimentos provienen de granjas o cultivos intensivos, en donde son intervenidos y manipulados. Esta monotonía en nuestra dieta, sumada el monocultivo y la excesiva dependencia de alimentos de origen animal, amenazan a diario el medio ambiente y la seguridad alimentaria del planeta. 

Las algas resuenan cada vez más como una importante alternativa, gracias a su rápido crecimiento y capacidad para adaptarse, características únicas que las posicionan como una de las bases de la alimentación del futuro.  

Algas para el futuro